Los jardines verticales preservados son unos de los elementos que mejor ayudan a incorporar de manera eficiente el concepto de biofilia en los espacios interiores. Con ellos se transmiten las sensaciones estéticas y emocionales que aporta la naturaleza tanto en el ambiente como en las personas que los habitan, pero sin necesidad de un mantenimiento especial.

Actualmente la biofilia, que significa la conexión innata de los humanos con la naturaleza y otras formas de vida, es uno de los conceptos que tiene mayor influencia en el sector de la arquitectura, el interiorismo y la decoración.

La tendencia de reconectar los espacios con los beneficios y sensaciones positivas que aporta la naturaleza puede verse principalmente en el diseño de espacios de trabajo, como oficinas, pero también en viviendas, locales comerciales, restaurantes, hoteles…

Cada vez son más las empresas que buscan incorporar los beneficios del llamado diseño biofílico en sus instalaciones a través de materiales y recursos naturales, pero sobre todo incorporando decoración vegetal en forma de jardines verticales y otras composiciones vegetales.

Desde Greenarea, especializados en decoración vegetal estabilizada, ayudamos a introducir el concepto de biofilia en los espacios interiores. A crear en los proyectos de arquitectura e interiorismo esa conexión visual, física y emocional con las intervenciones green más innovadoras. Gracias a las ventajas de los musgos, plantas y flores preservadas de no necesitar ni agua ni luz solar para su mantenimiento, nuestras soluciones vegetales se pueden incorporar en cualquier interior, llenando de vida ambientes de manera práctica donde la gestión de jardines vivos requería mayores recursos.

Naturaleza que se puede tocar y sentir en oficinas impregnando con sus sensaciones de bienestar, tranquilidad y felicidad a los trabajadores. Entre algunos de sus beneficios el diseño biofílico ayuda a:

-Liberar endorfinas que mejoran el humor y la relajación

-Disminuir la ansiedad y el estrés

-Aislar y reducir el ruido

-Aumentar la concentración y la inspiración

-Mejorar la productividad

Entre nuestros proyectos, espacios de trabajo como las instalaciones de Esmalglass, las oficinas de Thomas Wellness Group o el estudio Nonna Design son algunos de los ejemplos de cómo nuestros jardines preservados ayudan a incorporar la biofilia en los espacios interiores de manera innovadora.